El tema -Problema El aprendizaje en las TIC, confiable ?¨

Posted on febrero 18, 2014 por carlosdelriodavalos

 

Este tema me parece de importancia, dado el cumulo de información que existe en los servidores y el respaldo o veracidad de la información existente en toda Web

Aprender a informarse en la Red.

Los ambientes virtuales se caracterizan por reproducir los aspectos más importantes
de un entorno real con un fin específico, a través de modelos que se generan y se
ejecutan en una computadora. En el campo de la educación superior, estos
ambientes ofrecen una alternativa viable para evaluar el desempeño académico,
tanto individual como grupal, en cursos presenciales de licenciatura, al facilitar el
registro y tratamiento de datos, para ser utilizados como evidencias confiables en el
proceso. ¿Cuáles son las características de un ambiente virtual para una evaluación
efectiva del desempeño en un curso de licenciatura presencial? El objetivo del
presente estudio es el de establecer los factores que caracterizan a una evaluación
efectiva en un ambiente virtual, y las estrategias para desarrollar soluciones prácticas
para su implementación en el aula

www.comie.org.mx aprender Tecnologia

 

LA EVALUACION DEL APRENDIZAJE

 

Desde una óptica educativa, tomando la Red como recurso de información para la educación, el artículo analiza qué suponen las nuevas habilidades informativas, en lo que respecta a los conceptos de alfabetización y competencia informacional. Esta breve descripción y recapitulación de habilidades nos lleva a preguntarnos, en la práctica, por cómo los estudiantes realizan los procesos de búsqueda y selección de información en línea. Traemos a debate las principales conclusiones abstraídas de los resultados de algunas de las investigaciones más relevantes de las autoras, que dan respuesta a los interrogantes planteados en torno a las habilidades necesarias para acceder y manejar eficazmente la información digital. Finalmente, y puesto que los nuevos modos para localizar y operar con la información precisan reorganizaciones tanto de los modelos tradicionales de enseñanza y aprendizaje, como de los roles y funciones de los diversos agentes educativos, entendemos que la preparación de los alumnos para responder a las distintas demandas informacionales requiere de los docentes un rol de mediador, de facilitador del proceso, exponiendo una propuesta concreta de estrategias de enseñanza de búsqueda y selección de información en la Red.

gredos.usal.es aprender Tecnologia

El 18 de mayo de 2012 tuvo lugar el Segundo Encuentro de Profesores del Centro de Formación Humana del ITESO, que giró en torno al tema “Alumnos-profesores-tecnologías. Nuevos escenarios de aprendizaje“, cuyos objetivos fueron establecer un diálogo entre los docentes de nuestro centro que permitiera  reflexionar, verbalizar, discutir y –en su caso-  proyectar en la comunidad docente nuestra relación con la tecnología, y reconocer los elementos que se ponen en juego en la interacción: alumnos, tecnologías y profesores, al modificarse la vinculación entre los alumnos, nativos digitales y los escenarios educativos.

                       

La riqueza del encuentro radicó en la puesta común de inquietudes respecto al uso de las tecnologías por parte de los alumnos, el potencial de los dispositivos tecnológicos con que contamos para nuestra práctica docente y las nuevas formas de conocimiento que se están gestando frente a nuestros ojos. La parte nuclear del encuentro fue la reflexión grupal por Academias, donde se compartió en dónde nos encontramos como docentes frente a las TICs, qué pretendemos con ellas, cuáles son sus riesgos y cuáles sus ventajas.

¿Dónde estamos?

Varios docentes estamos con temor por el atraso que tenemos en las competencias tecnológicas respecto de nuestros alumnos. Sin embargo, muchos ya hemos implementado algunos recursos a través de la plataforma Moodle (ambiente educativo virtual) que provee la universidad para la gestión de algunos recursos (información, textos, foros), y otros tantos participamos de las redes sociales. Ello quiere decir que nos encontramos en transición, explorando las posibilidades de un nuevo medio para la educación. También nos sentimos altamente exigidos por ese medio, que parece ir más rápido que nosotros, por lo que nos sentimos sobresaturados en una carrera en la que siempre nos quedamos al último, obsoletos. Pero al fin hemos de reconocer que no hay punto de retorno: ya no podemos cuestionar la entrada de las TICs al aula, porque ya están ahí y es mejor “entrarle”.

¿A dónde queremos ir?

Estamos claros en que no queremos perder los “viejos” lenguajes: la lectura de libros, la escritura de textos reflexivos. Queremos acompañar el aprendizaje crítico también con estas tecnologías. Hacer métodos de aprendizaje accesibles, de ningún modo pelearnos con la tecnología.  Aprender y acompañar en el aprendizaje de formas de elegir información confiable y útil. Queremos construir un discurso ético respecto a las TICs. Que su uso sea compatible con el rigor académico.

¿Cuáles son los riesgos que emergen en este proceso?

Que la capacidad de análisis quede menguada, que se produzcan conocimientos superficiales. Que atribuyamos a las tecnologías características que no le corresponden. Que de todos modos quedemos siempre obsoletos, perdiendo el tiempo en aprender a utilizar una tecnología que en realidad no aporta nada, que las TICs se conviertan en un fin en sí mismo. Entrar en una lógica de productividad y consumo: atender a más alumnos con menos maestros; ignorar el impacto ambiental del uso de tecnologías. Poca criticidad y discriminación de fuentes.

¿Cuáles son las oportunidades?

Propiciar la creatividad y el disfrute por parte de los estudiantes y de nosotros mismos. Identificar los procesos de los estudiantes a través de los registros que las tecnologías dejan. Más posibilidades de agencia para los alumnos: socializar y publicar sus productos de aprendizaje. Tener más fuentes de información a la mano. Conjuntar los “viejos” lenguajes con los nuevos.

 

Las TICs: incertidumbres

 

En el Consejo del Centro de Formación Humana (CFH) del ITESO comenzamos la reflexión acerca de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) y su sentido en el contexto educativo con la lectura del texto “Educación y aprendizaje en el siglo XXI: Nuevas herramientas, nuevos escenarios, nuevas finalidades” de César Coll y Carles Monereo.  Esta lectura nos permitió, en primera instancia, poner nombre a cosas que algunos no sabíamos cómo nombrar, lo cual a su vez nos permite “controlar” ideas que se nos van: que desde hace algunas décadas estamos asistiendo a una nueva forma de organización económica, política, social, cultural identificada como Sociedad de laInformación, que se distingue de otras formaciones sociales (sociedad agraria, sociedad industrial, etc.) por trascender los límites del espacio, porque sus participantes son representados simbólicamente, estableciendo vínculos sincrónicos y asincrónicos.

 

Una de las ideas de la lectura que resultó significativa durante la discusión, es la de que  las TICs son en realidad una promesa, que aun no es posible verificar que estas tecnologías hayan innovado y transformado significativamente la educación. Vale preguntarse entonces, ¿cómo los significados y valores han cambiado a partir de la TICs? Porque el objetivo de la educación no cambia, sino la manera de comunicar.

Una preocupación que nos asalta es que las TICs puedan estar planteando problemas a las formas de comunicación que teníamos, con la zozobra de que las no estén favoreciendo el pensamiento complejo, sino el simple; justo lo que no queremos en nuestra práctica educativa en el CFH, que desaparezca la reflexión. Pero también somos concientes de que las TICs están transformando al sujeto de aprendizaje, que va constantemente incorporando nuevos lenguajes, nuevas formas de buscar y obtener información. Nuestra preocupación es que no haya criterios críticos para seleccionar la información, ni siquiera para determinar para qué sirve tanta información. ¿Qué privilegian las TICs respecto de otras formas de incorporar información, como la lectura de libros? ¿Cómo hemos de trabajar esto con nuestros alumnos? ¿Qué busquen información como ya lo hacen, mediante búsquedas en internet? Porque si no hay criterios para seleccionar , ¿de qué sirve tanta información? ¿O son necesarias ambas formas de acceder a la información para que no nos encontremos incompletos?

[En el artículo Crap Detection 101, Howard Rheingold ofrece útiles pistas para discriminar la información que consumimos en internet]

Otro texto que utilizamos para arrancar la discusión, fue el de Generación Net, nuevas formas de aprender, de Ramón Ferreiro, que nos recuerda que nuestros estudiantes pertenecen a una generación con características cognitivas y afectivas muy peculiares y nuevas capacidades para aprender. En otras palabras, nos enfrentamos a estudiantes que no pueden estar en clase sin BlackBerry. ¿Qué postura hemos de afrontar ante esta situación? Nos resulta difícil asumir, por ejemplo, que el contacto visual en una sesión de clase esté siendo desplazado por la permanente atención a las pantallas. La mirada es más que un vehículo. Muchos colegas optan por prohibir tajantemente el uso de dispositivos electrónicos con pantallas durante el tiempo de clase; sin embargo, muchos de nosotros atendemos sin problema al teléfono celular en cualquier momento.

¿Se trata entonces de entrar con lo de ellos -las nuevas tecnologías- para salirnos con la nuestra?  No es suficiente justificación decir, como cree Ferreiro, que las TICS “son buenas” porque pertenecen al futuro. Las notas de una melodía musical por sí mismas no tienen sentido. Como las TICs. ¿Éstas hacen que el estudiante aprenda más? Por lo general consideramos que son medios, y si no sabemos qué queremos conseguir con ellas, no nos sirven. La competencia del CFH, no está en desarrollar la TICs. Es una forma solamente, lo importante es lo que se quiere transmitir.

Puede ser que no esté documentado con precisión la innovación que las TICs han introducido a la educación, pero es porque estas se están moviendo permanentemente. ¿Qué diría Sócrates si le llevaran un pizarrón? En cierta medida también se puede decir que el medio sí está cambiando a los sujetos de aprendizaje. El contacto visual del que hablábamos antes es más que un medio, sí. Pero tampoco es el fin.

En nuestro Centro no hacemos conocimiento declarativo. Quizá las TICs promueven un tipo de conocimiento distinto al que nosotros promovemos aquí: un conocimiento que no caduca. Quizá las TICs no están cambiando del todo a las personas, quizá sea mejor no absolutizar. Alguna vez dijimos que la Generación X eran sexo y drogas, y no solamente era eso.

¿Ha habido cambio de pensamiento en quienes han utilizado y han crecido con las TICs? ¿Los niños de ahora son mejores? ¿Más inteligentes? No está muy claro cómo se está dando esa modificación del pensamiento. Podría ser otra cosa.

Hace ya 500 años la Universidad ya pretendía lo mismo que ahora: que los estudiantes estudien para aprender. Eso no ha cambiado ni con las TICs. ¿Cómo contribuyen éstas a ese objetivo?

El discurso dominante,

Aprender a informarse en la Red.

Los ambientes virtuales se caracterizan por reproducir los aspectos más importantes
de un entorno real con un fin específico, a través de modelos que se generan y se
ejecutan en una computadora. En el campo de la educación superior, estos
ambientes ofrecen una alternativa viable para evaluar el desempeño académico,
tanto individual como grupal, en cursos presenciales de licenciatura, al facilitar el
registro y tratamiento de datos, para ser utilizados como evidencias confiables en el
proceso.

LA EVALUACION DEL APRENDIZAJE

Traemos a debate las principales conclusiones abstraídas de los resultados de algunas de las investigaciones más relevantes de las autoras, que dan respuesta a los interrogantes planteados en torno a las habilidades necesarias para acceder y manejar eficazmente la información digital. Finalmente, y puesto que los nuevos modos para localizar y operar con la información precisan reorganizaciones tanto de los modelos tradicionales de enseñanza y aprendizaje, como de los roles y funciones de los diversos agentes educativos, entendemos que la preparación de los alumnos para responder a las distintas demandas informacionales requiere de los docentes un rol de mediador, de facilitador del proceso, exponiendo una propuesta concreta de estrategias de enseñanza de búsqueda y selección de información en la Red.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s